Buenos Aires, 05/03/2021, edición Nº 2672
Bienes Raices
Fecha Publicación: 18 agosto, 2015

La torre más alta de América del Sur se inaugurará en Puerto Madero en 2018

alvear

La torre que pretende ser la más alta no sólo de la ciudad y del país, sino también de América del Sur, se inaugurará en Puerto Madero, en 2018, dos años después de lo previsto. La obra de la Alvear Tower, en la que se invirtieron 130 millones de dólares, sufrió retrasos en su plazo de ejecución debido a las retenciones de importaciones en la Aduana, que complicaron el ingreso de la maquinaria necesaria para su construcción, dijeron sus constructores.

El edificio, situado en el bulevar Azucena Villaflor del lujoso barrio porteño, tiene hoy un esqueleto de 25 pisos y se convertirá en el más alto de la región cuando complete los 54, con una altura de 235 metros. A falta de tres años para su inauguración, el 67% de las unidades ya fueron vendidas.

«El tema de la importación nos complicó la obra, sobre todo, durante 2014. Nosotros utilizamos muchos equipos, como plumas especiales para movimiento de materiales, que no ingresaban en el país. En este momento, tenemos sólo tres. Hoy subsisten algunos inconvenientes en la importación», explicó a LA NACION Andrés Kalwill, director comercial del Grupo Alvear, encargado de la megaobra.

La segunda razón que confluyó en la demora de la fecha de inauguración, dijo, fue la alta complejidad de la obra, «que fue mayor que la que se evaluó en principio».

La torre promete no sólo convertirse en la más alta de América del Sur, puesto que hoy ocupan las Torres del Parque Central de Caracas, Venezuela, con 225 metros de alto, sino también en la más cara de la Argentina. El metro cuadrado parte de los 6000 dólares y, en el caso de los pisos más altos, que ofrecerán una vista panorámica de la Capital, superarán los 10.000 dólares. Se trata del debut del grupo Alvear con un edificio 100% residencial.

«Entiendo que está mal que nos hayamos atrasado, pero preferimos que el cliente se enoje una sola vez porque tardamos en entregarle la propiedad a que esté enojado para siempre porque la propiedad no alcanzó un excelente estado», agregó Kalwill.

Alvear Tower3

Actualmente, la obra está avanzada en un 46 por ciento. Si bien la demora es considerable y su inauguración se postergó de 2016 a 2018, el 67% de las 174 unidades ya fue vendida. Una sala de lujo a modo de recepción recibe a los interesados en comprar un departamento en la megatorre.

Situada sobre Azucena Villaflor, entre Painé y Calabria, se alza entre Mulieris y El Faro, delante del Château y frente a Le Parc, en plena zona residencial de Puerto Madero. La construcción de la torre avanza a un ritmo fuerte y apenas alcance su altura final desplazará a la que hoy es la vivienda más alta de Buenos Aires, la Renoir 2, de 175 metros de altura, en el mismo barrio.

Tanto la Alvear Tower como las torres del Parque Central de Caracas están lejos del edificio más alto del mundo: la Burj Khalifa, situada en los Emiratos Árabes, que cuenta con 828 metros de altura.

El terreno donde está emplazada la torre del Grupo Alvear tiene 6900 metros cuadrados, en la zona del dique 2. Carolina Sacco, a cargo del área comercial del proyecto, explicó a LA NACION: «La altura libre del piso al techo de las residencias será de 3,3 metros. De este modo, se resignan cantidad de pisos, pero se le ofrece al comprador una vivienda más confortable y diferencial».

Si bien hoy la obra alcanzó el piso 25, como se dijo, a partir del piso 40 de la torre los propietarios se asegurarán una visión completamente libre del entorno, ya que los edificios que la rodean no llegan a esa altura. Por ser de carácter privado, esa lujosa vista de la Capital no estará abierta al público: sólo los propietarios y sus invitados podrán disfrutarla.

Placer en las alturas

En el último piso, el 54, estará todo dispuesto para el placer. Un gran ambiente de doble altura, dividido en distintas salas de estar y provisto de un bar, ofrecerá las mejores vistas de la ciudad y el río hacia el Norte.

Los arquitectos del estudio a cargo del proyecto, PfZ arquitectos (Pfeifer-Zurdo), explicaron que la torre «se expresa a partir de volúmenes de suaves curvas que, en forma escalonada, ascienden para culminar en un coronamiento con proa» hacia el Río de la Plata. «Allí se localiza un roof loungecon vistas inigualables de 360º hacia la ciudad y el río», destacó Juan Pfeifer a LA NACION.

El arquitecto agregó que se buscaron la elegancia de las formas, los tonos suaves de las fachadas, la armonía y la identidad en una misma torre. Por eso, los balcones no serán salientes, sino que estarán dentro de la misma estructura.

Alvear Tower2

Fuente: La Nación

To Top