Buenos Aires, 17/06/2019, edición Nº 2045
Noticias
Fecha Publicación: 21 mayo, 2019

Cuenta regresiva: el lunes habilitan el Paseo del Bajo

La inauguración, ayer, de 13,6 nuevas hectáreas de superficie parquizada detrás de la Casa Rosada, entre las avenidas Corrientes y Belgrano, empezó a perfilar el nuevo Bajo porteño en el deslinde del microcentro. El lunes, con la habilitación del Paseo del Bajo-el corredor de 7,1 kilómetros que separará el tránsito pesado del liviano a lo largo de Puerto Madero-, el cambio ya será absoluto. Más verde y mejor fluidez vial prometen aliviar una zona históricamente caracterizada por los embotellamientos y la polución.

El Parque del Bajo, que fue creciendo en etapas, ya terminó de completarse y ayer fue estrenado oficialmente. Permite cruzar ese rincón del Bajo entre árboles y vegetación. Ya no hay rejas que impidan aprovechar la plaza delineada frente al Ministerio de Defensa de la Nación. Tampoco quedan estacionamientos a nivel en los alrededores de la Casa Rosada. Se creó un corredor lineal que integró los lugares preexistentes para hacer más ameno el espacio público.

Además, en los próximos días, se inaugurará la escalinata que permitirá acceder a Puerto Madero a la altura del Puente de la Mujer directamente desde el microcentro. La estructura de hormigón tendrá 50 metros de ancho y 55 de largo. Tendrá 47 escalones, con tres descansos intermedios, por los que los peatones podrán cruzar de un lado a otro. En ambos laterales habrá rampas.

En tanto, para el lunes está prevista la inauguración del Paseo del Bajo, que unirá las autopistas Buenos Aires-La Plata, 25 de Mayo e Illia, el puerto y la terminal de ómnibus deRetiro en dos niveles, y permitirá achicar los tiempos de viaje en ese tramo a 10 minutos, estima la Ciudad.

Por el interior de la trinchera circularán camiones y micros de larga distancia, con un peaje sin barreras de $70; el cobro será automático, con lectores de patentes, lo que agilizará aún más los traslados. Sobre la superficie, los vehículos particulares tendrán cuatro carriles con sentido al sur por el eje Madero-Huergo y otros cuatro con sentido al norte por la avenida Moreau de Justo.

Previamente, esta tarde, se realizará una prueba de iluminación del recorrido. Y el domingo, habrá actividades junto con los vecinos: 15 porteños podrán participar del desfile de autos de alta gama, de carrera y de colección por la traza.

A fines de abril, los camiones ya probaron por primera vez con éxito el viaducto y hace 12 días se concretó un gigantesco simulacro de accidente del que participaron los Bomberos, el Grupo Especial de Rescate (GER), el SAME, Defensa Civil, el Cuerpo de Agentes de Tránsito, la Guardia de Auxilio y Emergencias, la Policía de la Ciudad y personal de Seguridad Vial.

Los trabajos, empezaron en enero de 2017, demandaron una inversión de US$650 millones, aportados por el gobierno porteño, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF). Durante su ejecución, hubo severos trastornos para el tránsito en la zona y para el funcionamiento de los locales gastronómicos de Puerto Madero.

La conexión entre las autopistas Buenos Aires-La Plata e Illia se analizó durante décadas con la denominación de «ribereña». El Paseo del Bajo saldará esa deuda histórica. NR

To Top