Buenos Aires, 03/12/2021, edición Nº 2945
Ciudad
Fecha Publicación: 4 noviembre, 2020

El nuevo plan para estacionamiento en la Ciudad sin parquímetros y con grúas

El Ejecutivo presentó un proyecto de ley. El estacionamiento se pagaría con el celular. Y el acarreo se haría en cualquier cuadra. Pero mientras tanto seguirá el sistema actual, que genera críticas.

1 año ago

El Ejecutivo porteño envió este miércoles a la Legislatura un proyecto de ley para volver a modificar el sistema de estacionamiento pago en la Ciudad. La idea es eliminar los parquímetros y que se abone con medios electrónicos vía celular. También, que las grúas puedan acarrear autos infractores en cualquier cuadra de Buenos Aires y no solamente en sus zonas asignadas.

Pero esta modificación implica una nueva demora en la actualización de un sistema que funciona con contratos vencidos desde hace 20 años, y que genera bastantes quejas de los vecinos.

Volvió Comisarias Cercanas y ahora se manejaran con reuniones online

El estacionamiento medido es el único servicio público que el Gobierno porteño no renovó en casi dos décadas. El contrato con las empresas concesionarias SEC y STO se venció en 2001, pero como no se concretó ninguna nueva licitación, se les fueron prorrogando los contratos.

Esto implicó que no hubiera mejoras sustanciales. Las grúas siguen operando en las mismas zonas de siempre (Casco Histórico, Puerto Madero y partes de Recoleta, Balvanera y Palermo) y no atienden los reclamos de los vecinos cuando encuentran un auto tapando una rampa para discapacitados, una parada de colectivo o la entrada a un garaje en cualquier otro barrio.

El Casino de Puerto Madero y el Hipódromo de Buenos Aires podrán ingresar al negocio de las apuestas online

No es una cuestión menor: el mal estacionamiento fue el año pasado el segundo motivo de infracciones de tránsito, con un 32% del total, detrás del exceso de velocidad. En lo que va del año los vecinos hicieron llegar 77.000 reclamos por esta causa.

Además, en Buenos Aires se da una situación casi cavernícola: en una era en la que prácticamente todo se puede comprar con un smartphone, los parquímetros y las tickeadoras funcionan únicamente con monedas o cospeles.

La idea ahora es que la tecnología sí se pueda aplicar. El primer cambio es que el estacionamiento medido pasará a estar controlado directamente por el Estado porteño, sin concesionarios. Los usuarios podrán pagar a través de WhatsApp, usando el chat Boti, un desarrollo de la Secretaría de Innovación que funciona con inteligencia artificial.

 

También se habilitará el pago con diferentes apps y billeteras electrónicas, y se sumarán comercios adheridos con sistemas de pago electrónico.

Hoy, en la Ciudad hay 4.000 plazas con estacionamiento medido. La ley aprobada, y nunca aplicada, autoriza llegar a 130.000. Pero el Gobierno asegura que como máximo cobrará en 80.000 lugares.

«Vamos a priorizar la rotación de los vehículos, especialmente en las zonas de alta demanda como centros de trasbordo o avenidas importantes. Habrá una tarifa simple y otra progresiva, y también valores especiales para, por ejemplo, los alrededores de los estadios cuando haya partidos de fútbol o recitales«, aseguró Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas.

La Ciudad de Buenos Aires quedó ubicada entre las mejores 100 ciudades para visitar, vivir y trabajar

Otra clave es que los vecinos no pagarán por dejar su auto en un radio de 300 metros a la redonda de su domicilio, incluso en las zonas hoy concesionadas.

El tercer eje del nuevo sistema serán las grúas: ya no estarán recorriendo las cuadras en busca de infractores, sino que responderán a las indicaciones de la Ciudad, que les dirán dónde ir en base a los que denuncien los vecinos (prometen 30 a 40 minutos de respuesta) o lo que vean los agentes de tránsito en las calles.

La Ciudad se dividirá en tres zonas, cada una con dos playones de acarreo. En total, operarán 60 grúas. Habrá tres concesionarias, con contratos por 10 años. Y cobrarán un canon por su servicio, dado que el Estado se quedará con lo que se recaude por los acarreos.

To Top