Buenos Aires, 01/03/2021, edición Nº 2668
Noticias
Fecha Publicación: 24 febrero, 2014

Inodoro Pereyra y Mendieta estarán en Puerto Madero

inodoro

(Puerto Madero) Con las figuras de Inodoro Pereyra y Mendieta, el Paseo de la Historieta completará su recorrido por los barrios de Monserrat y Puerto Madero. Poblado de personajes entrañables, la creación de el “Negro” Fontanarrosa viene a cerrar una etapa que pobló las veredas de colores, humor y recuerdos. Y que convoca a miles de vecinos y turistas, que aprovechan las 15 esculturas que completan el paseo para sacarse fotos imitando el gesto fiero de Patoruzú, se sientan junto a Mafalda, piropean a las Chicas Divito o imaginan volar con un racimo de globos, como Don Fulgencio.

 

La escultura del “gaucho renegau” estará en Avenida Marta Lynch 550, sobre el Parque Mujeres Argentinas, de Puerto Madero, y quedará inaugurada en el transcurso de esta semana. “Pienso en la reacción que hubiera tenido el Negro si supiera que Inodoro Pereyra y Mendieta iban a terminar homenajeados con una escultura en pleno Puerto Madero. ¡Quién podría haberlo imaginado! Hubiera dado para algún comentario irónico por parte de él, sin dudas”, le dijo a Clarín su viuda, Gabriela Mahy.

“Me parece fantástico que hayan incluido sus personajes en este paseo, él estaría encantado, porque además los autores de los otros personajes fueron amigos suyos, la gran mayoría”, contó Gabriela, quien siguió muy de cerca el proyecto –materializado por el artista plástico Pablo Irrgang– y se mostró feliz del reconocimiento al genial dibujante, humorista y escritor, fallecido en julio de 2007.

“Pereyra por mi mama, Inodoro por mi tata, que era sanitario”, le gustaba presentarse a Inodoro Pereyra. El personaje nació en 1972 y pasó por las páginas de las revistas Hortensia, Mengano y Siete Días, hasta que llegó a Clarín en 1976. Junto al gaucho, el perro Mendieta se transformó en un ladero imprescindible. Cuenta la historia que Mendieta era en realidad séptimo hijo varón, con tanta mala suerte que la noche de luna llena en que iba a transformarse en lobizón, ocurrió un eclipse, y quedó convertido en perro.

El Paseo de la Historieta fue pensado por el Museo del Humor (MUHU) y Construcción Ciudadana y Cambio Cultural, dependiente de Jefatura de Gabinete de Ministros. El proyecto nació con Mafalda, en 2009, en la esquina de Chile y Defensa. Y aunque en un principio se habían seleccionado diez personajes para armar el recorrido, el éxito de la propuesta sumó más ídolos populares y también murales, uno de ellos pintado por Liniers en Balcarce, entre México y Venezuela. Ahora serán 15, aunque la Ciudad podría agregar algunas esculturas en fechas especiales o aniversarios.

To Top