Buenos Aires, 27/02/2020, edición Nº 2300
Noticias
Fecha Publicación: 13 febrero, 2020

El vínculo entre el crimen del turista inglés en Puerto Madero y el asalto en el shopping Soleil

Turistas con relojes de alta gama y ahora un empleado de una fábrica textil: la modalidad parecía no tener nada que ver, pero encontró su punto en común. El asalto en el Soleil Factory de Boulogne en el que Sebastián Domínguez (35) fue baleado terminó conectado con la banda que asaltaba a turistas «marcados» en Ezeiza. El auto fue la clave porque usaron el mismo Chevrolet Prisma para cometer varios hechos.

Los encontraron en el barrio de Parque Patricios, mientras «circulaban despacio y con la ventanilla baja, en actitud sospechosa», describieron fuentes del caso. El conductor iba con otras cuatro personas cuando los policías pidieron refuerzos e información de la patente. El coche tenía pedido de secuestro desde el 25 de enero y era el mismo que habían detectado en el ataque a Sebastián Domínguez (35) en el shopping de Boulogne, el miércoles 5 de este mes.

Ahora un venezolano y cuatro argentinos están a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 8, a cargo de Yamile Bernan, acusados de encubrimiento. Bernan lleva adelante la investigación sobre una banda vinculada con al menos seis robos a turistas en la Ciudad de Buenos Aires y que culminaron con el crimen del empresario inglés Matthew Gibbard en Puerto Madero.

En paralelo, en la fiscalía de Boulogne, Sergio Szyldergemenjn recolecta pruebas para identificar a alguno de los cinco detenidos.

Por ahora, el principal elemento que comparten ambas causas es el auto, que «era un vehículo legal alquilado para funcionar como Uber», confirmaron fuentes del caso. Pero vinculado a robos cometidos en Vicente López, Munro, Olivos y San Isidro.

Hay otra prueba que complica -al menos- uno de los detenidos con el ataque a Sebastián Domínguez: el joven de 20 años, de nacionalidad venezolana, tenía prendas similares a las usadas durante el ataque en el shopping. Se trataría de Samuel Zerpa Meneses (20), con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires. Investigan si alguno de los otros detenidos (dos hombres y dos mujeres) también participaron del robo.

Fue el miércoles de la semana pasada cuando Domínguez salía del centro comercial con una campera que había comprado para su papá. Caminaba con su hija de diez años y en su auto lo esperaba su hermana y su otro hijo, de cuatro años.

«Le estaba diciendo a mi hija que la iba a cuidar siempre y le pidió que cuando él fuera viejito lo cuidara. Julieta (la nena) me cuenta que después vio a un hombre en un auto que la miró con cara de malo», relató la mujer de Domínguez. Allí el hombre permanece internado y sin movilidad «del pecho para abajo».

La bala que hirió al empleado de una fábrica textil ingresó «por el hombro derecho, le pasó por el cuello y quedó alojada en el hombro izquierdo» y «por la onda expansiva del recorrido del proyectil, la médula quedó afectada y quedó sin sensibilidad del pecho hacia abajo«. NR

To Top