Buenos Aires, 01/03/2021, edición Nº 2668
Noticias
Fecha Publicación: 15 enero, 2014

Vecinos de Puerto Madero no quieren más eventos

puerto

(Puerto Madero) La zona siempre fue considerada como una isla que tiene su propio ritmo y características. Una de esas cualidades es la tranquilidad que allí se vive, y los vecinos no están dispuestos a perderla.

Durante el año pasado, sin embargo, esa zona fue escenario de varios hechos deportivos y artísticos que rompieron con esa característica. Maratones, carreras de autos, recitales y varios otros eventos alteraron esa tranquilidad.

Esto no cayó nada bien en los vecinos de la zona más cara de Buenos Aires, y ahora están dispuestos a blindar Puerto Madero y evitar que se convierta en sede de eventos o, al menos, reducir la cantidad.

“El último año realmente fue insoportable. Ya algo se veía venir en 2012, pero en 2013 ya se hizo muy difícil”, comentó a El Cronista una reconocida vecina de la zona.

Para poner en marcha este “operativo blindaje” los habitantes del lugar mantuvieron a fines del año pasado encuentros con las autoridades de la Corporación Antiguo Puerto Madero –que administra el lugar– y el Gobierno porteño. El mensaje fue claro, y apuntó justamente a que no se realizaran más eventos en el lugar.

Hoy, quien tiene a su cargo la aprobación de estos acontecimientos es el Estado porteño, algo que hasta hace más de un año realizaba la Corporación, quien ahora sólo se ocupa de estas cuestiones en las cabeceras de los cuatro diques.

De ese encuentro no surgió demasiado más que el compromiso de retomar las conversaciones presumiblemente a partir de marzo. Según indicaron a El Cronista fuentes del Gobierno porteño, por el momento no hay mayor intención oficial de eliminar a Puerto Madero del mapa de los eventos multitudinarios.

Mientras continúen reportando beneficios (no siempre medidos sólo desde lo financiero) y se respeten las reglas generales para que se lleven a cabo, no se impondrán mayores trabas.

Es que al Gobierno porteño estos espectáculos no sólo le generan ingreso de dinero (ya sea por la explotación del lugar sino también por la posibilidad de conseguir sponsors), sino que además le resulta útil como acción de márketing.

Las empresas organizadoras de eventos ya tomaron nota de esta situación, y si bien no mantuvieron contactos directos con las autoridades porteñas ni de la Corporación Antiguo Puerto Madero, siguen de cerca el tema.

A tono con esta política vecinal, el año pasado también marcó un conflicto con quienes explotaban la embarcación “Mystic River”, que se utilizaba para la organización de “eventos flotantes” sobre las aguas del lugar.

Los habitantes de Puerto Madero presentaron varias denuncias por “ruidos molestos”, hasta que en octubre pasado la Corporación Antiguo Madero decidió que ya no podría continuar en el lugar.

Durante los últimos años Puerto Madero se transformó en una de las zonas favoritas de empresas como Adidas o McDonald‘s –entre varias otras– llegado el momento de elegir adónde realizar sus maratones. Incluso, en Costanera Sur ya se realizaron varios recitales en el predio propiedad de IRSA.

Fuente: El Cronista

To Top