Buenos Aires, 07/12/2019, edición Nº 2218
Cultura
Fecha Publicación: 16 octubre, 2019

Una orquesta celebrará en el CCK el 50° aniversario del primer disco de Almendra

«El primer disco de Almendra contiene mucho del ADN del rock argentino. Escuchar los primeros trabajos publicados de esos compositores, sobre todo de Luis Alberto Spinetta, encontrarse con aquellas primeras experiencias, es muy emocionante».

El que habla es Juan «Pollo» Raffo, que apenas completaba su primera década de vida cuando Almendra, el disco del hombre de la lágrima, salía a la calle y establecía, quizá sin que alguien lo imaginara, uno de los puntos de partida esenciales del rock de este lado del mundo.

Hoy, cinco décadas más tarde, Raffo tiene a su cargo la curaduría, los arreglos y las orquestaciones con las que la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto celebrará, este miércoles 16 de octubre y en formato sinfónico, el 50 aniversario de aquel lanzamiento, con las voces de Mariana Bianchini y Rubén Goldín, y con la participación de los Almendra Rodolfo García, Emilio del Guercio y Edelmiro Molinari y el aporte de la Compañía Nacional de Danza Contemporánea.

La idea, enmarcada en el contexto del ciclo Filiberto Rock y puesta en marcha en marzo de este año, fue, según cuenta Raffo, trabajar en el proyecto, independientemente de la presencia de los integrantes del grupo.

«En un principio desarrollé, por un lado, un boceto sonoro, para que los cantantes pudieran ir preparando sus partes, al mismo tiempo que hice lo propio con las partichelas para las diferentes secciones de la orquesta«, explica el músico a Clarín, quien si bien trabajó con García y Molinari, nunca lo había hecho con del Guercio, ni llegó a coincidir con Spinetta.

El paso siguiente, siempre en contacto directo con el director orquestal Mariano Chiacchiarini, fue poner en común diferentes ideas acerca de la interpretación de cada pieza. «Todo resultó muy orgánico», admite Raffo, quien agrega que cuando entró en contacto con los tres protagonistas de la historia que estarán sobre el escenario de la sala Argentina del CCK el miércoles lo hzo con un planteo bien definido.

Entre otras cuestiones, incluía la decisión de repasar el álbum en sentido inverso al del vinilo, desde el último hasta el primer tema. «El disco empieza con Muchacha (ojos de papel), y entendí que era la canción con la que el concierto debe terminar. Tengo la sensación de que se percibe como algo coherente«, asume Raffo, que además se ocupó y preocupó por lograr una participación balanceada de todos los artistas. «Al final, te queda la sensación de que al cabo de las 12 canciones que integran el repertorio la distribución entre los cinco cantantes es pareja», advierte.

Para el músico, el eclecticismo que caracteriza al álbum, que va de lo acústico a lo eléctrico, del sonido jazzeado de Que el viento borró tus manos al bandoneón de Rodolfo Mederos y la orquestación de Rodolfo Alchourrón en Laura va no interfiere en la homogeneidad que transmiten las composiciones.

«Son canciones compuestas en un lapso acotado, escritas en su mayoría por Luis. Lo que sí hay es una diferencia en la complejidad que presenta Muchacha (Ojos de papel) y la de A estos hombres tristes, Figuración o Color humano», detalla el arreglador.

Y amplía, en una suerte de análisis sociológico: «La mezcla de elementos es el resultado de lo que se escuchaba en las casas de clase media urbana de los ’60. The Beatles, Piazzolla, el jazz de Dave Brubeck y el Modern Jazz Quartet, The Swingle Singers…»

Al mismo tiempo, es imposible abstraerse a la cercanía que el lanzamiento del álbum guarda con la experiencia de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, o la casi simultánea de In the Court of the Crimson King, por citar dos ejemplos tan disímiles como cercanos.

Precisamente Raffo, que rescata el libro de Julián Delgado Tu tiempo es hoy (Eterna cadencia – 2017) como un faro de referencia teórica, hace foco en una de las claves de aquella ebullición creativa: «La impronta de que todo se puede mezclar, y de que si suena bien, no hay nada que explicar«.

Las entradas para este miércoles están agotadas, pero se repite el 6 de noviembre. NR

To Top