Buenos Aires, 24/06/2018, edición Nº 1687
Cultura
Fecha Publicación: 8 febrero, 2018

Tres muestras en el CCK mientras se espera a la artista Patti Smith

Inaugurando el mes de Febrero a las visitas guiadas para recorrer en el Centro Cultural Kirchner, “Les Visitants”, una completa muestra de obras de la Fundación Cartier al cuidado de Guillermo Kuitca, se suman esta semana dos muestras de artistas argentinos y una mezcla de experimentos al cuidado de Rodrigo Alonso. Desde el subsuelo hasta la Gran Lámpara, el arte contemporáneo reinará el CCK, donde todavía existen discrepancias por su nombre.

Mañana Jueves, los visitantes que quieran conocer más acerca de “Les Visitants” serán asistidos por guías especializados. La muestra incluye obras de David Lynch, Nan Goldin y Patti Smith, la embajadora del punk estadounidense, que se presentará el 28 de este mes y el 1º de marzo. Hasta el momento, la autora de M Train es la única visitante que llega a “Les Visitants”, aunque es probable que la directora francesa Agnès Varda lo haga antes del 24 de junio, cuando cierre la muestra.

Fuentes oficiales indican que en 2017 pasaron por el CCK más de dos millones de personas. Este año se esforzarán para multiplicar la cifra: conciertos, festivales, ferias, conferencias, exposiciones y “noches de” contribuirán a ese propósito.

Uno de los objetivos del artista nacido en 1978 fue rendir homenaje al trabajo artesanal del cartelista, en declinación ante el uso pasteurizado de la tecnología digital. Dubner retrata la ciudad como un teatro vacío donde no se sabe lo que puede ocurrir. Infatigable caminante urbano, también organiza tours por la ciudad con artistas, alumnos y curiosos. El 24 de febrero a las 17, junto con Marmor, hará un tour por la sala del CCK donde exhibe su obra.

Nacido en Corrientes en 1973, Jorge Miño desarrolló una obra que tiende a poetizar el espacio sin abandonar nunca una mirada metódica. “Geometrías derivadas” es su segunda exposición en el CCK y la curaduría estuvo a cargo del italiano Massimo Scaringella, que ya fichó a Miño para que participe en la próxima edición de Milan Art Photo, a fin de mes. En la muestra porteña se refuerza el carácter metafórico que pueden asumir las formas geométricas, los planos y los volúmenes, diluidos por la mirada espontánea de la cámara del celular.

Un políptico de doce fotos, una gran imagen ampliada e intervenida pictóricamente y un video en el que se suceden vistas arquitectónicas acompasadas por la respiración del artista conforman el cuerpo de obra. “Quiero que el espectador sea el protagonista y que el relato se personalice”, dice Miño.

La segunda edición de “El Centro en movimiento”, curada por Rodrigo Alonso, orienta la mirada hacia la relación entre máquinas e imaginación artística. ¿Qué cambios en la sensibilidad traen los avances tecnológicos? Veinte artistas indagan en los alcances de esos efectos.

En las cinco salas del cuarto piso del CCK se ofrecerán, desde pasado mañana, claves de interpretación. Una está dedicada a la tradición cinética del arte argentino con obras de dos precursores, Eduardo Rodríguez y Perla Benveniste, contemporáneos de Julio Le Parc. Se podrán ver torres de metales en rotación, cajas de acrílicos giratorios y experimentaciones con elásticos.

Otros artistas construyen constelaciones, una instalación lumínica y una coreografía robótica, presentan instalaciones con máquinas que los espectadores deberán activar. Una permitirá transformarse en un ser alado y otra agitará un campo de trigo trasplantado al CCK. A moverse.

To Top