Buenos Aires, 20/11/2019, edición Nº 2201
Noticias
Fecha Publicación: 30 agosto, 2019

Sin aval de la Legislatura, el Gobierno avanza con un polo de oficinas frente a la terminal de Buquebús

El gobierno busca rezonificar un megaproyecto inmobiliario sin pasar por la Legislatura. Se trata de tres edificios de oficinas que se encuentran en la zona portuaria y por eso requieren autorización especial del parlamentode la Ciudad.

Los edificios están ubicados sobre la calle Cecilia Grierson al 200, frente a la terminal de Buquebús, y tienen seis pisos cada una. Ya salieron al mercado con un alquiler mensual de 97 mil dólares por 3255 metros cuadrados a estrenar con 30 cocheras desarrollado por el estudio BMA (Bodas-Miani-Anger).

Desde 2009, cuando comenzó el proyecto, la Ciudad se salteó varias etapas y permitió que avance la construcción del edificio, que está casi terminado. Ahora el subsecretario de Planeamiento Urbano y director del Consejo del Plan Urbano Ambiental, Carlos Colombo, pugna para darle un cierre definitivo al expediente.

Fuentes de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, de la que el funcionario es docente, expresaron su preocupación por la gran cantidad de excepciones que el gobierno porteño permitió en Puerto Madero para BMA. Tanto es así que se refieren a la zona como «el Distrito Bodas Miani».

La estrecha relación del estudio con el gobierno porteño despertó los celos de sus colegas, que mastican furia porque BMA les «roba» clientes.

Los terrenos tienen zonificación portuaria y por eso para habilitarles otro uso es necesario que la Ciudad apruebe una normativa especial. El COPUA debe redactar un dictamen favorable y con ese dictamen el gobierno puede elaborar una normativa que requiere aprobación legislativa.

En 2009 el COPUA aceptó que el estudio BMA desarrollara tres edificios para viviendas de 1200 m, 1315 y 530 metros con seis pisos cada una. Sin embargo el Ejecutivo nunca redactó una normativa. Pero el proyecto siguió avanzando.

El entonces Director de Interpretación Urbanística de la Ciudad, Antonio Ledesma, aprobó de facto en 2013 la rezonificación de los predios para que allí funcionen oficinas y un hotel a pesar de que admitió que estaban en zona portuaria. Pero aclaró que debía cumplir con las disposiciones vigentes.

«Notifíquese al interesado que, lo consignado en el Artículo 1º no implica el registro de los planos de obra, ni exime del cumplimiento de las restantes disposiciones contenidas en los Códigos de Planeamiento Urbano y de la Edificación, y las relacionadas con los usos a localizar en la oportunidad de la presentación de la documentación de obra ante la Dirección General de Registro de Obras y Catastro, la que deberá verificar que la documentación presentada se ajuste a lo expresado en la presente», dejó asentado Ledesma que actualmente es consejero de la CPAU, el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo.

Al parecer habría apuro por cerrar el expediente antes de que comience la campaña electoral. Fuentes del sector aseguraron a La Política Online que el proyecto no cumple con las normas porteñas. NR

To Top