Buenos Aires, 06/06/2020, edición Nº 2400
Noticias
Fecha Publicación: 14 mayo, 2020

Problemas con dos departamentos de Cristina Kirchner en Madero Center

La intervención de la inmobiliaria Los Sauces, propiedad de la familia Kirchner, presentó un informe ante el Tribunal Oral Federal 5 y el fiscal Diego Velasco, donde consignó el estado de dos de los inmuebles principales de la empresa investigada por lavado de dinero. Se trata de los departamentos ubicados en Puerto Madero: uno no se logra alquilar hace dos años y “genera gastos de forma constante”, y sobre el otro, habitado por la ex esposa del empresario K Fabián De Sousa, hay un pedido de desalojo por parte del interventor por la falta de pago del alquiler. Esta propiedad se alquiló a través de la firma Alcalis de la Patagonia, propiedad de Cristóbal López y De Sousa.

Entre 2009 y 2015, López y Lázaro Báez aportaron el 86% de la facturación de Los Sauces. Ambos, junto a Cristina Kirchner y a sus hijos, fueron acusados de ser parte de una “asociación ilícita”, donde la vicepresidenta está señalada como máxima responsable y Máximo como organizador.

Durante la instrucción de la causa, la Justicia dio por corroborada la existencia de una maniobra por la cual «una porción de lo que era sustraído al Estado Nacional -a través de la obra pública vial, mediante el pago de dádivas en virtud de los beneficios y concesiones otorgadas, etc.- iba a parar a los ex presidentes y a su núcleo familiar».

Esto se concretó a través de un sistema «montado en base a la actividad inmobiliaria y hotelera que aquellos llevaban adelante a través de la empresa Los Sauces». El objetivo, según el juez Julián Ercolini -que mandó la causa a juicio-, era «sustraer y apoderarse y de millonarios fondos públicos». Se estima que se blanquearon más de 30 millones de pesos utilizando “de pantalla la inmobiliaria que no tenía fines comerciales”.

En este marco, la empresa fue intervenida en 2016, y la medida fue prorrogada por el TOF 5, responsable de realizar el juicio contra la familia Kirchner. Bajo esa intervención judicial, la operatoria comercial de Los Sauces no resulta sencilla.

Con un valor de 14.000 dólares mensuales, la intervención informó que, pese a que hubo varias consultas, no se logra alquilar el dúplex de Juana Manso 550, que desde 2009 usaba el dueño del Grupo Indalo, Cristóbal López. La propiedad tiene espacios amplios y luminosos (por su altura y ubicación), y también conexión con el noveno piso, donde López tenía sus oficinas.

El inmueble se encuentra vacío hace más de dos años, cuando Bonadio desalojó a López. Según confirmaron a Clarín fuentes judiciales, el dúplex tuvo varias visitas. Pero ningún interesado se convenció a alquilarlo, atentos a la situación judicial de la propiedad, que además es parte del embargo que recae sobre los Kirchner.

El primer departamento al que había ingresado López fue la unidad funcional 440. Para acondicionarlo, invirtió 100.000 dólares. Convirtió los pisos 8 y 9 “D” en un dúplex para tener en la parte superior su oficina y una sala de reuniones.

La propiedad se ubica en el edificio Madero Center, donde funcionó “La Rosadita”: la financiera de Lázaro Báez. El inmueble se puso en alquiler en 14.000 dólares pese a que Cristóbal López pagaba por él 32.000 dólares.

La falta de inquilino no solo es un problema para los Kirchner, sino que también genera dificultades colaterales: al estar vacío, las expensas y los impuestos son afrontados con parte de los pocos ingresos que está generando la inmobiliaria, y que también maneja la intervención judicial. Esos gastos superan los 50.000 pesos por mes.

Durante la instrucción del caso, se determinó que desde 2012 hasta febrero de 2016 el dueño del Grupo Indalo pagó a Los Sauces 1.727.500 dólares. Un informe demostró que el empresario K alquilaba el dúplex por el triple de su valor de mercado.

Hay una segunda propiedad que está con un pedido de desalojo por parte del interventor judicial, y con la posibilidad de resolverlo mediante una negociación. Por este departamento se habían abonado por 7.500 dólares mensuales hasta que Los Sauces fue intervenida.

El departamento se encuentra en Madero Center y se trata del Piso 4 L, cuyo alquiler abonaba Alcalis de la Patagonia ─empresa de Indalo─, pero siempre fue habitado por la ex esposa de De Sousa. «Hace dos años la intervención solicitó el desalojo, porque ella sólo abona las expensas » explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Lo cierto es que, pese a los reiterados pedidos de la Justicia, nunca se encontró el contrato entre Los Sauces y Alcalis. Pero la ex mujer de De Sousa sigue allí. NR

To Top