Buenos Aires, 27/02/2020, edición Nº 2300
Noticias
Fecha Publicación: 23 febrero, 2017

Por los costos y el poco interés, los autos eléctricos no volverán a correr en Puerto Madero

El circuito de Puerto Madero es el único que la Fórmula E utilizó en la Argentina en sus tres temporadas. El inglés Sam Bird, asegura que las eses en torno a la fuente de Lola Mora «son la mejor combinación de curvas de todo el calendario».

Sin embargo, el pasado sábado en el tercer E-Prix de Buenos Aires, el circuito de 2480 metros y 12 curvas pasó a la historia: no habrá más carreras allí y existe sólo una posibilidad de que la ciudad siga figurando en el calendario del campeonato de autos eléctricos.

Según informa La Nación, al secretario de la Presidencia de la Nación, Fernando de Andreis, lo ocupa más la salida de Fútbol Para Todos que los fierros, una de sus debilidades. El ex piloto amateur estuvo la semana pasada en Balcarce en la Fiesta del Automovilismo, sacándose fotos con el Flaco Traverso y Cacho Fangio. Es él quien en 2010, cuando el hoy presidente Mauricio Macri era jefe del gobierno porteño, propició en la Legislatura la derogación de la ordenanza que impedía las carreras callejeras en la ciudad. Un contrato de cinco años permitió la realización de dos fechas de Súper TC2000 (en 2012 junto al Obelisco, y en 2013 en Recoleta) y estos tres E-Prix de Fórmula E en el barrio más joven de Buenos Aires, incluido el que se desarrolló íntegro el pasado fin de semana. Pero la iniciativa se agotó.

Muchos vecinos se quejaron, especialmente en 2013, a causa de las calles cortadas y el ruido, y el entusiasmo gubernamental mermó. La razón ahora es la construcción del Paseo del Bajo, que Macri presentó en enero y que durará al menos dos años y medio. Tampoco fueron multitudes los espectadores que se presenciaron las competencias en Puerto Madero; en 2016 la cifra no llegó a cinco dígitos. «Necesitamos encontrar un nuevo circuito para renovar el acuerdo», aseguran desde la F. E. El gobierno porteño pretende que el autódromo sea el próximo escenario, pero eso choca con la esencia de la categoría, que se presenta en el centro de las urbes.

«El Gobierno de la Ciudad me pidió que solicitase a la Federación Internacional del Automóvil que en el futuro la Fórmula E corriese en el Gálvez», cuenta el representante argentino ante la FIA, el ingeniero Carlos García Remohí, cuyo hijo diseñó el circuito de Puerto Madero. «Pero cuando le llevé la propuesta a Jean Todt, el presidente de la FIA me respondió con firmeza: «La Fórmula E corre sólo en callejeros»», explica el directivo del Automóvil Club Argentino.

Correr en el autódromo supone menos costos, ya que no sería necesario erogar el millón de dólares que costó armar el callejero para el sábado. NR

formula e puerto madero3

To Top