Buenos Aires, 15/10/2019, edición Nº 2165
Salidas
Fecha Publicación: 19 julio, 2019

Las propuestas más ingeniosas de la Feria del Libro Infantil y Juvenil en el CCK

Hacia el final de la primera semana de la 29° Feria del Libro Infantil y Juvenil, que por cuarto año consecutivo se desarrolla en el CCK, en la planta baja de la ex sede del Correo Central se pasean contingentes de escolares y familias del Interior, pero se puede caminar con cierta comodidad. En un año de crisis económica, en que la industria editorial no resultó ajena y denunció caídas en sus ventas (“Los libros no son artículos de primera necesidad”, repetirán una y otra vez), unas 90 editoriales del género buscan esquivar la tormenta con ofertas, descuentos y, según el caso, financiación en cuotas y, también, captar nuevos públicos con una oferta ingeniosa.

Esta semana se supo, o más bien se confirmó a través de una encuesta nacional de consumos culturales, que una gran mayoría de jóvenes de entre 13 y 24 años consumen cultura a través de las pantallas (celular, tablet, computadora, televisor inteligente). En este sentido, a poco de iniciarse la Feria del Libro Infantil y Juvenil, se ve un esfuerzo por parte de las editoriales de captar a un público millennial y centennial. Entre las propuestas más ingeniosas que permiten la interacción con el celular se ofrecen enciclopedias 4D de dinosaurios o del espacio: con la ayuda de un aplicación especial para el móvil y con el libro en cuestión es posible escanear, a la manera de un código QR, una imagen del libro y obtener como resultado una imagen en movimiento. Puede ser un dinosaurio del que se conocerán más datos y al que hasta se podrá darle de comer (¡como al tamagotchi!). Estas enciclopedias se consiguen en el stand de Sigmar a $790 y son de las más buscadas.

Sin pantallas de por medio, hay libros biográficos con rompecabezas del biografiado: por $600, las “biografías para armar” o “puzzle book” de la editorial Catapulta ofrecen a personajes como José de San Martín, Antoine de Saint-Exupéry y hasta la actriz Audrey Hepburn, con ilustración de Pablo Bernasconi para el rompecabezas y texto biográfico de Daniel Balmaceda.

Para los fanáticos del fútbol, de los mundiales y coleccionistas de los clásicos álbumes de figuritas de Panini, hay ediciones ya completas: desde México 70 hasta Sudáfrica 2010, pasando por Argentina 78, los álbumes contienen los planteles completos ya impresos sobre el papel (y no con figuritas pegadas). Es posible conseguir dos por $100 y están de oferta en diferentes stands.

Los clásicos infantiles, los de Disney (Toy Story, El Rey León, Aladdin y La Bella y la Bestia, a la cabeza, por influencia de las nuevas versiones en cine), las fábulas de Esopo o los cuentos de los hermanos Grimm, están todos, pero hay uno que se destaca por presencia en casi todos los puestos de la feria: El Principito, de Saint-Exupéry, tiene las mil y una ediciones en esta feria, desde unlibro miniatura o bonsai (a $270) hasta versiones en lenguaje inclusivo, cómic o simplemente clásicas, con las conocidas ilustraciones del propio autor.

Entre la oferta, se empieza a ver en los últimos años libros sobre nuevos modelos de familia (dos mamás o dos papás, por ejemplo), sobre infancia trans, infancias libres y sobre sexualidad explicada para los más chicos. Las editoriales Chirimbote, Muchas nueces y Oasis se destacan por este tipo de publicaciones, desde la serie de “Antiprincesas” o “Antihéroes” con biografías de mujeres como Frida Khalo, Gilda o Abuelas de Plaza de Mayo o de hombres como el Che Guevara, Julio Cortázar o Eduardo Galeano, entre otros (una por $180 o tres por $400), hasta títulos como Anita y sus dos mamás, Feminací, El vestido de mamá, Teenstrans (en versión manga) o Ahora me llamo Luisa. Para Iara y Macarena, dos jóvenes de 20 y 25 años, interesadas en los libros vinculados al Ni una menos, los feminismos o a la campaña por la Interrupción Voluntaria del Embarazo son libros “interesantes, porque se salen del clásico cuentito y son sutiles a la vez que marcan lo violento de las temáticas”.

Según le contó la especialista Cristina Alemany a Clarín esta semana, el mercado infanto-juvenil no sólo se mantiene estable, sino que hasta suma lectores, y representa entre el 22 y 25% de las publicaciones del sector. Sin embargo, esto no se traduce necesariamente en más ventas. Diferentes libreros de la feria coincidieron en que en esta edición se recibieron menos visitas de escuelas y que la mayoría elige pagar con tarjeta de crédito, en lo posible en muchas cuotas: casi no circula efectivo, señalaron. Según el stand y la editorial, se ofrecen descuentos del 10 o 15% en efectivo o con débito, promociones con bancos o cuotas con o sin interés.

Ficha
Dónde y cuándo: en el CCK (Sarmiento 151) este viernes 19, de 9 a 18, y desde mañana, de 12 a 20.
Entrada: gratis hasta el 4 de agosto. NR

Fuente consultada: Clarín

To Top