Buenos Aires, 19/12/2018, edición Nº 1865
Noticias
Fecha Publicación: 10 octubre, 2018

La Justicia le negó al asesino del hermano de Feinmann la prisión domiciliaria en Puerto Madero

La tercera, esta vez, no fue la vencida. La Justicia rechazó el pedido de prisión domiciliaria monitoreada presentado por la defensa de Gastón Berganza (36), el millonario que hace poco más de seis meses fue condenado a 24 años de cárcel por matar a balazos al medio hermano del periodista Eduardo Feinmann por un “problema de polleras”.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°5 de San Isidro, el mismo que lo condenó, rechazó este martes el pedido de prisión domiciliaria monitoreada por el que Berganza solicitaba que le permitieran abandonar el Pabellón 11 de la Unidad 9 de La Plata, donde no estudia ni trabaja, para mudarse al departamento de tres ambientes en el que vive su mamá en una torre de Puerto Madero.

El fiscal Martín Otero ya se había negado a que le otorgaran ese beneficio. También lo hicieron los abogados de la mamá de la víctima, Diego Feinmann (33), y ahora fueron los jueces del TOC N°5 de San Isidro los que resolvieron el rechazo.

Esta no es la primera vez que Berganza solicita la libertad en los seis meses que lleva preso por homicidio. Ya tiene dos rechazos en su haber: el mismo TOC N°5 que lo condenó le había negado un recurso de excarcelación que había presentado la defensa del empresario.

Se ponderan un rosario de circunstancias (…): peligros procesales dignos de valoración; gravedad de los delitos por los que fuera condenado y el escaso tiempo en detención respecto de la pena efectivamente impuesta, que no lo hacen merecedor de soltura de ningún tipo”, seña parte del fallo de los jueces Ariel Inttrozzi Truglia, Marcela López Ramos y Ariel Rolón.

El rechazo a la excarcelación también había sido convalidado por los jueces Gustavo Adrián Herbel y Leonardo Gabriel Pitlevnik de la Cámara de Apelaciones durante la feria judicial de invierno.

Con este pedido de prisión morigerada, la defensa de Berganza (a cargo de Rodrigo González), intentaba derribar uno de los argumentos con el que le rechazaron la excarcelación al millonario y por que el que también cayó preso cuando lo condenaron: el peligro de fuga por el monto de la pena que está cumpliendo.

La negativa a la domiciliaria por parte del TOC N°5 corrió por los mismos carriles por los cuales lo enviaron a prisión.

Los jueces que lo condenaron siempre ponderaron como parte del riesgo de fuga sus recursos económicos; la pena en expectativa de 24 años de cárcel; el hecho de que nunca fijó un domicilio; y que sólo cumplió 34 días preso durante la investigación, antes del juicio.

To Top