Buenos Aires, 05/03/2021, edición Nº 2672
Breve
Fecha Publicación: 30 abril, 2014

Huertas orgánicas: una moda que crece

Cada vez más porteños levantan espacios de cultivo en casas, departamentos y terrazas.

huerta urbana

Cualquier rincón puede convertirse en huerta urbana. Así lo ven quienes fomentan que los vecinos instalen sus propias macetas y plantas. Generar alimentos, renovar el aire, dar verde y estética al cemento porteño son algunos de los argumentos.

«Está creciendo la necesidad de saber qué comemos y saber su procedencia. Con los tiempos del día a día, la masificación de la población en centros urbanos y la demanda alimentaria actual, se fuerza a la aparición de alternativas alimentarias», explicó Agustín Casalins, ingeniero agrónomo a Infobae.

De este modo, llaman a los que quieren empezar a tener en cuenta que cultivos que se dividen en temporadas: primavera/verano y otoño/invierno.

En esta época del año se pueden plantar vegetales de hoja verde (lechugas, acelgas, rúcula, berro), coles (coliflor, brócoli, mini repollo, kale, pak choi, etc.), especias (ciboulette, cebolla de verdeo, cilantro, perejil) y frutillas.

En la temporada cálida, se puede optar por los tomates cherry (clásico, dorado, negro), mini berenjenas, pepinitos, chiles picantes (habaneros, jalapeños y otros) y varias aromáticas (orégano, tomillo, romero, estragón, salvia, etc.).

«Como regla general, las verduras de hoja son más fáciles de cuidar que las de fruto (como tomates, berenjenas, pimientos, etc.), por la simple razón de que estas últimas necesitan más tiempo para ser cosechadas y por ende hay más posibilidades de que padezcan alguna enfermedad o sean atacadas por algún insecto predador. Las más sencillas de todas son las aromáticas, que en su mayoría son muy resistentes y requieren de muy pocos cuidados», indicó Nicolás Enriori García, creador de Mini Huertas.

To Top