Buenos Aires, 28/09/2020, edición Nº 2514
Noticias
Fecha Publicación: 26 junio, 2020

El Gobierno reactivará el remate del departamento de Daniel Muñoz en Chateau Puerto Madero

La decisión política ya fue consensuada con la Casa Rosada. En los próximos días, el titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), Martín Cosentino, firmará según infobae una resolución para reactivar el remate de algunas de las propiedades que pertenecían al ex secretario de los Kirchner, Daniel Muñoz. También intentarán vender los dos aviones de Lázaro Báez.

Tras el parate por el cambio de gobierno y la pandemia, las nuevas autoridades de la AABE decidieron avanzar con el remate de cuatro propiedades de Muñoz ubicadas en la Ciudad, una de ellas en Puerto Madero.

La misma es un departamento ubicado en el edificio “Chateau Puerto Madero”, en Julieta Lanteri 1331, que ya se puso a la venta a fines del año pasado con un precio base de US$ 489.123. Ese remate quedó vacante por la falta de oferentes.

El inmueble, de casi 100 m2, estaba a nombre de Sergio Todisco, uno de los testaferros de Muñoz, y su ex mujer Elizabeth Ortiz Municoy. Tiene un living con cocina integrada, una habitación en suite y dos balcones. Sin lujos, pero ubicado en el barrio.

También se intentará rematar un departamento y un pequeño edificio ubicados en el barrio de Villa Urquiza y una casa ubicada en Devoto. Todos estos bienes fueron decomisados por el juez Claudio Bonadio en el marco de la causa que investigó las maniobras de lavado de Muñoz y sus testaferros. Según esa investigación, el ex secretario de los Kirchner era “el receptor primario de los bolsos repletos de dinero” de las coimas que pagaron los empresarios procesados en la causa “Cuadernos”, bautizada por el kirchnerismo como “la causa de las fotocopias”.

Con el testimonio de los arrepentidos, la investigación pudo determinar que Muñoz y sus testaferros invirtieron US$ 70 millones en 16 propiedades de Estados Unidos, incluyendo dos departamentos en el Hotel Plaza de Nueva York. Tras el escándalo de los Panamá Papers, el dinero comenzó a moverse a diferentes destinos. Gran parte de ese dinero terminó invertido en un terreno de las paradisíacas islas Turk and Caicos, en el Caribe.

Bonadio llegó a decomisar unos treinta bienes repartidos entre la Capital Federal, la provincia de Buenos Aires, Santa Cruz, Neuquén y Tierra del Fuego. Algunos de los decomisos quedaron en suspenso porque fueron apelados ante la Cámara Federal. Otros bienes ya se pusieron a nombre del Estado y están siendo administrados por la AABE. En agosto del año pasado, con el resultado de las PASO, Mauricio Macri firmó un decreto para intentar acelerar la venta de los bienes recuperados en causas de corrupción. Pero los tiempos electorales y el recambio de gobierno conspiraron con ese proceso. “Vamos a avanzar con un trámite que no pudo terminar el gobierno anterior”, aseguran en la AABE.

Aunque tiene el consenso de la Casa Rosada, la decisión podría generar ruido en el núcleo duro del kirchnerismo. Lo que se decidió es retomar el trámite administrativo. Para los remates faltan varios meses. NR

To Top