Buenos Aires, 23/07/2018, edición Nº 1716
Noticias
Fecha Publicación: 22 diciembre, 2017

El gobierno porteño quiere reunir los boliches bailables en la zona de la Costanera Norte

El gobierno porteño pondrá hoy los cimientos de un nuevo distrito en la ciudad, destinado al esparcimiento de los jóvenes, con la idea de reunir en el mediano y el largo plazo los boliches bailables en la zona de la Costanera Norte. La iniciativa tendrá una sanción inicial en la Legislatura, según confirmaron a La Nación fuentes parlamentarias y del Poder Ejecutivo.

El proyecto determina que el llamado Distrito Joven -que se agregará a otros existentes como el Tecnológico, el Audiovisual, el de las Artes y el del Deporte- se establecerá en el corredor ribereño que va desde la reserva ecológica de Ciudad Universitaria hasta el complejo Costa Salguero. En el tramo central de la franja se instalarán los locales de diversión y espacios recreativos, sobre tierras ganadas al Río de la Plata.

El objetivo que persiguen las autoridades es reducir la presencia de boliches en los barrios y agruparlos allí para dar una respuesta a los reclamos de vecinos ante los ruidos molestos que genera este tipo de sitios de entretenimiento, que con su música superan los límites permitidos para la trascendencia de sonido. Pero también, sostienen, establecer un espacio seguro para los jóvenes que salen por las noches.

Si bien la iniciativa está dirigida principalmente a la actividad nocturna, el proyecto busca además “revitalizar” ese sector de la ciudad a partir de una “mixtura” de usos permitidos en los terrenos, que comprenda emprendimientos gastronómicos y deportivos para complementar la oferta comercial a los visitantes durante el día.

Aparte, la creación de un nuevo distrito traería un ordenamiento en torno de las concesiones precarias a privados ya existentes dentro del polígono ribereño, como los restaurantes hacia el norte y los locales radicados en Costa Salguero, donde se distinguen famosos boliches surgidos en los 90, salones de eventos y estacionamientos.

Los legisladores de la bancada oficialista Vamos Juntos incluyeron entre los temas de la sesión extraordinaria de hoy el expediente enviado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tras intensas conversaciones con los bloques de la oposición para alcanzar los votos necesarios que le permitan una primera aprobación.

Ya en 2018, la ley será discutida en audiencia pública con participación ciudadana y regresará al recinto para una sanción final, según el procedimiento parlamentario para las normas denominadas “de doble lectura”.

Fuentes legislativas que conocen en detalle el proyecto dijeron a La Nación que no se harán intervenciones en la zona del corredor que se extiende entre la reserva natural de Ciudad Universitaria y el conmemorativo Parque de la Memoria.

La apuesta del distrito será la zona central de la franja ribereña, en el tramo que va desde La Pampa hasta la avenida Sarmiento, donde el Ministerio de Transporte de la Nación hará la obra de ampliación de la cabecera norte del Aeroparque Jorge Newbery. Allí se ganarán tierras al Río de la Plata para la expansión de la estación aérea, lo que motivará un corrimiento de la traza de la actual avenida costanera Rafael Obligado.

Con el proyecto de la Nación concluido para 2020, quedará una nueva costanera que contendrá al corredor verde, el cual servirá para la instalación de los nuevos emprendimientos privados que serán el núcleo del Distrito Joven. Las construcciones estarán sujetas a las normas de seguridad aeronáuticas debido a su cercanía con el Aeroparque: no podrán superar los 12 metros de altura, con una separación mínima entre cada una de ellas de 50 metros.

La concesión para la explotación de los locales será por un plazo de hasta diez años. Y la redacción del proyecto establece que la privatización no podrá superar el 35% del total de la superficie del distrito.

En la actualidad funcionan en la ciudad de Buenos Aires unos 150 locales bailables Clase C o Clase C Complementaria distribuidos en distintos barrios, según datos del gobierno porteño que refieren a los boliches autorizados para ejecutar música o canto en los cuales se expenden bebidas y se ofrecen bailes públicos.

Los impulsores del proyecto sostienen que en muchas zonas de concentración de lugares de diversión que convocan a jóvenes, como los barrios de Palermo y Caballito, existen denuncias de los vecinos molestos por los ruidos que generan los boliches bailables. También indican que el boom de las cervecerías que se vive en la ciudad incrementó los reclamos.

Para Jorge Becco, presidente de la Cámara de Empresarios de Discotecas de la Ciudad, la propuesta “es una aberración” porque, dice, “querer pasar toda la diversión nocturna a la Costanera Norte va a convertir esa zona en una autopista peligrosa los fines de semana“, debido a la masiva concurrencia de público que podría registrarse.

Espero que nos convoquen al diálogo desde Pro porque somos los que conocemos del tema de la nocturnidad y la seguridad”, expresa en diálogo con La Nación.

El fantasma de Time Warp

El proyecto de ley para la creación del Distrito Joven en la Costanera Norte prevé además la disposición de cinco puestos “preventivos asistenciales” que brinden atención a los jóvenes que concurran a los boliches bailables.

Esos dispositivos funcionarán en horario nocturno y estarán a cargo de un equipo de trabajo interdisciplinario, el cual deberá dar asesoramiento y promover hábitos saludables y de autocuidado.

Funcionarán bajo la órbita de la Dirección General de Políticas de Juventud.

Mediante la instalación de este tipo de postas preventivas asistenciales, la idea es reducir “daños relacionados con el consumo de alcohol y estupefacientes”, en sintonía con la ley de eventos masivos sancionada en 2016 por la Legislatura, luego de la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp que se desarrolló en Costa Salguero. Esa ley previó la presencia de un servicio de asistencia médica en lugar accesible, así como la transmisión de información de prevención para reducir conductas de riesgo. NR

Fuente consultada: La Nación

To Top