Buenos Aires, 20/10/2021, edición Nº 2901
Ciudad
Fecha Publicación: 18 noviembre, 2020

Florecen los jacarandás y una sinfonía azul violácea tiñe la Ciudad

Con casi 19000 ejemplares, el árbol distintivo de la Ciudad de Buenos Aires hace de las calles y los espacios verdes porteños el escenario natural de su espectáculo anual. Más que una flor bonita, la geometría de sus copas, la arquitectura de sus ramas y la textura de sus hojas son parte de nuestra identidad.

11 meses ago

Llega mediados de noviembre y los casi 19000 ejemplares de jacarandá despliegan sus flores convirtiendo las calles, las plazas y los parques porteños en el escenario natural de una sinfonía azul violácea. Más que una flor bonita, la geometría de sus copas, la arquitectura de sus ramas y la textura de sus hojas son parte de la identidad de la Ciudad.

El Gobierno convocó a expertos ambientales para analizar el agua teñida de verde en el Río de la Plata

La floración del jacarandá es un espectáculo natural que todos los años disfrutamos los vecinos de la Ciudad. El jacarandá es parte de nuestra identidad. Crecemos jugando y nos enamoramos con el impactante color de sus flores y nos refugiamos debajo de la sombra que proyecta sobre nuestras calles”, expresó Facundo Carrillo, secretario Atención Ciudadana y Gestión Comunal, organismo a cargo del arbolado porteño. “Planificamos que sea una de las especies que más va crecer en nuestras veredas, pasando de 13872 ejemplares a unos 40000”, agregó.

El jacaranda mimosifolia cuenta con 18.921 ejemplares en territorio porteño. De esta cantidad, 13.872 están en las veredas y 5049 en los espacios verdes. Como muestran los datos recogidos en los últimos censos de arbolado urbano realizados por la Ciudad, es la segunda especie que más creció entre los árboles viarios y la segunda más frecuente en los parques y plazas. La tasa de crecimiento entre el censo 2010-2011 y el 2017-1018 es de un 32%, un 25% en viario y un 55% en espacios verdes.

La especie es originaria del Noroeste de Argentina y también se la encuentra en Bolivia, Brasil y Paraguay. Su presencia en la Ciudad es obra del paisajista francés Carlos Thays, que, a fines del siglo XIX, incorporó al arbolado urbano especies de otras zonas del país. Gracias a su gran adaptabilidad, el jacarandá se adecuó a las condiciones del suelo y del clima de Buenos Aires, así pasó a formar parte del paisaje urbano porteño. Inmortalizado en la canción de María Elena Walsh, es reconocido y admirado por grandes y chicos. Tal es así que en el 2015 fue declarado como árbol distintivo de la Ciudad por la Legislatura porteña.

Reabre el Casino Flotante de Puerto Madero y el Hipódromo de Palermo

Hay una gran cantidad de jacarandás, además de en las avenidas mencionadas, en zonas y espacios verdes como la Embajada de los Estados Unidos, la Facultad de Derecho, Plaza Seeber, el Parque Los Andes y el Jardín Botánico.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires cuenta con más de 430 mil árboles, el 85% de los cuales se encuentra en las veredas de la ciudad y el resto en parques y plazas públicas. De acuerdo al último Censo de Arbolado de la Ciudad, las especies predominantes son: el fresno americano rojo, el plátano, el ficus, el tilo, el paraíso y el jacarandá

Quiénes fueron las mujeres que nombran a las calles de Puerto Madero

La Dirección de Arbolado de la Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, en trabajo conjunto con las comunas, fomenta políticas públicas para contribuir a mantener un arbolado público sano, seguro y sustentable; y promover la calidad ambiental y el embellecimiento del paisaje urbano.

 

~EC

To Top