Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1494
Bienes Raices

El Estado vendió terrenos por US$ 80,7 millones para financiar el Paseo del Bajo

El miércoles se remataron los dos primeros lotes del nuevo polo de desarrollo urbano denominado Catalinas Norte 2, una iniciativa que aportará muchos metros de oficinas premium al microcentro porteño.

A la subasta se presentaron solo tres oferentes y la firma Consultatio, de Eduardo Costantini, se adjudicó el lote 5 por US$ 40.200.000. El otro predio fue para la firma TGLT, y se vendió a US$ 40.500.000.

El remate se realizó en la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), el organismo que dispuso la venta del enorme predio ferroviario que se extiende entre las avenidas Madero, Antártida Argentina y las calles Cecilia Grierson y San Martín. Un sector de casi 90 mil metros cuadrados que va desde Retiro a Puerto Madero, con exclusivas vistas sobre el río.

Si bien los valores de venta apenas superaron los 40 millones de dólares de base, la situación no sorprendió a los directivos de la AABE. “Sabemos que para este tipo de inversiones no existen muchos jugadores, en Argentina puede haber 10 o 12, es por eso que pusimos un precio base alto, un valor que, en el peor de los casos, nos dejara conformes”, señaló Ramón Lanús, presidente de la agencia.

De todos modos, según los especialistas, los precios de venta no resultan bajos, la incidencia del costo del lote alcanza los US$ 1.500 por metro cuadrado construible, un precio alto para Buenos Aires. En la AABE se mostraban entusiasmados con el hecho de haber dado el puntapié inicial para desarrollar el área y que, con esta licitación, suman dos desarrolladores comprometidos ainvertir 120 millones de dólares cada uno.

Con este remate y los que hará más adelante, la AABE espera recaudar más de 300 millones de dólares que servirán para pagar la mitad de la construcción del Paseo del Bajo, la autopista subterránea que unirá la 25 de Mayo y la Buenos Aires-La Plata con la Illia. Esa iniciativa vial tiene fecha de terminación en abril de 2019 y mejorará mucho la zona al encauzar gran parte de los camiones que hoy vienen y van desde Puerto Nuevo.

Para su venta, Catalinas Norte 2 fue dividida en 8 parcelas. En la 4 y la 5 que se acaban de subastar se permite construir torres de 139 metros de altura. Las parcelas 6 y 7, con igual capacidad constructiva y altura permitida se subastarán en conjunto el 14 de diciembre próximo. El resto, se venderá más adelante.

La Legislatura de la Ciudad emitió normas que establecen que los 20 mil metros cuadrados que tendrá cada torre deben estar repartidos en oficinas, viviendas, servicios y hotelería. Desde el AABE alientan que los edificios aporten una buena mezcla de funciones para no generar barrios muertos fuera del horario de oficinas. “Queremos un desarrollo urbano sostenible que genere una ciudad vivaz y moderna”, señala Lanús.

Las autoridades saben que para el éxito de toda la operación es central la construcción del Paseo del Bajo. Hoy, las avenidas Antártida Argentina y Madero son una barrera infranqueable para los peatones y una fuente de contaminación sonora, visual y ambiental.

El nuevo desarrollo promete permeabilidad peatonal, más áreas verdes y conectividad con Catalinas Norte y Dársena Norte, uno de los pocos lugares en el que se puede apreciar el río desde la vereda.

La venta de los lotes de Catalinas Norte 2 permitirá fondear esas obras de infraestructura imprescindibles, pero las autoridades quieren asegurarse que los compradores empiecen sus obras. Para eso, el contrato de venta establece algunas condiciones. Si los propietarios no inician las obra en 3 años, o no realizan una construcción mínima en 5, la AABE podrá aplicar una multa de US$ 1.000 por cada día de atraso durante los primeros 6 meses y 3.000 a partir del séptimo mes. NR

Fuente consultada: Clarín

To Top