Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1494
Noticias

El departamento de Le Parc donde vivía Nisman está alquilado por una pareja italiana

El departamento de la torre Le Parc de Puerto Madero donde fue encontrado sin vida Alberto Nisman retomó una dinámica normal y tiene nuevos inquilinos. Escena de la muerte del fiscal, es un lugar clave para determinar qué ocurrió en las horas previas al hallazgo del cuerpo. Tras permanecer diez meses bajo intervención judicial, su dueño tardó tiempo en conseguir interesados, pero logró volver a rentar el inmueble a un matrimonio italiano.

Héctor Edgardo Acevedo, dueño del 13° 2 de la torre Boulevard del complejo Le Parc, fue uno de los testigos que declararon ante el fiscal Eduardo Taiano, que tiene delegada la causa que investiga la muerte de Nisman, hoy en manos del juez federal Julián Ercolini. En su testimonial, el hombre admitió que fue costoso encontrar inquilinos que quisieran habitar ese lugar, pero que finalmente se lo rentó a un matrimonio de italianos que trabaja en el consulado de Italia.

En Le Parc, La Nación constató que los italianos viven en el departamento, pero no quisieron responder preguntas. Uno de los agentes de seguridad privada del complejo manifestó que “no hablan muy bien el idioma español”.

Acevedo relató que Nisman pagaba puntualmente su alquiler la primera semana de cada mes y que le entregaba el dinero en mano. La última vez que vio a Nisman fue en diciembre de 2014, cuando el fiscal pagó su renta por anticipado, dado que tenía planificado ir a Europa con sus hijas. El dueño del inmueble recordó verlo muy contento por el viaje.

El titular del departamento manifestó que le alquiló el departamento a Nisman a través de una inmobiliaria y aseguró que desconocía la tarea del fiscal en ese entonces. Según surge de al menos otros tres testigos, sin embargo, Acevedo es el padre de una de las ex secretarias de la UFI-AMIA. Esta colaboradora, incluso, más tarde visitó el inmueble familiar con Soledad Castro, la secretaria letrada de Nisman, que fue una de las últimas personas en verlo con vida.

Un rumor vinculado al departamento derivó en preguntas de los investigadores. La versión indicaba que un sillón fue encontrado con una pronunciado desgaste en un sector y que podría tratarse de una mancha que fue limpiada. El primero que manifestó este punto a la Justicia fue un amigo de Nisman, novio de una de las secretarias de la fiscalía AMIA. Según el testimonio, la hija del dueño del departamento mencionó que le llamó la atención esa marca sobre el tapizado.

Al prestar testimonio, la hija de Acevedo manifestó que era posible que el desgaste en el tapizado se debiera a la acción del sol, si bien no descartó otras opciones. Además, mencionó la falta de uno de los cuerpos del sillón.

El dueño del departamento, en tanto, rechazó haber encontrado algún tipo de marca llamativa y explicó que no se puede conocer cuándo se perdió el cuerpo del sillón faltante, ya que pudo haber quedado en el flete que trasladó el mueble. Los investigadores, por ahora, no profundizarán sobre este punto.

Consigna policial y mudanza
Según pudo conocer La Nación, tras la muerte de Nisman, el 13° 2 de la torre Boulevard quedó franjado por meses y con consigna combinada de la Prefectura y la Policía Federal para poder realizar eventuales pruebas. El ingreso al lugar debía efectuarse bajo estricta autorización de la Justicia.

De acuerdo con fuentes judiciales, el inmueble permaneció restringido hasta octubre de 2015, cuando retornó a manos del dueño. El mismo día de la entrega del inmueble, al lugar se acercaron Sandra Arroyo Salgado, una colaboradora y la madre del fiscal, Sara Garfunkel, junto con su hermana. El objetivo era retirar las pertenencias de Nisman. Acudieron con una empresa de mudanza y retiraron efectos personales, artefactos y algunos muebles.

A través de la inmobiliaria Alternativa Propiedades, el departamento de tres ambientes y 130 metros cuadrados volvió a estar en alquiler. Se ofreció amueblado, con cochera y baulera a $ 43.000 o US$ 2814 mensuales, expensas incluidas. Luego de un tiempo, fue rentado por los italianos.

La Justicia no pretende volver al 13° 2 del Le Parc en el corto plazo. Cuando Taiano regrese del receso judicial, podría visitar el lugar para situarse en la escena, si bien puede reconstruirla a través de las cintas de video del operativo de Fein o con el plano del inmueble. El lugar también podría ser pesquisado por alguno de los peritos que integran la junta interdisciplinaria que deberá develar el enigma sobre cómo murió Nisman.

En la causa ya declararon más de 250 de los 450 vecinos de la torre Le Parc que fueron citados a brindar testimonial. La mayoría coincidió en que las medidas de seguridad del edificio eran laxas. NR

departamento nisman2
Fuente: La Nación

To Top