Buenos Aires, 16/09/2019, edición Nº 2136
Noticias
Fecha Publicación: 4 julio, 2019

El aberrante contrato que el empresario detenido en Puerto Madero por violento le hizo firmar a una exnovia

Que al inicio de una relación cada una de las partes establece con el otro cierta especie de «contrato» tácito, no resulta motivo de asombro ni estupor para nadie. Pero cuando ese acuerdo está por escrito, es unilateral y cuenta entre sus cláusulas con obligaciones tales como pasear a los perros, cocinarle cuando tenga hambre, no borrar conversaciones del celular y dejar de ver a cierta amiga por «prostituta», atropella todos los límites del respeto y la convivencia.

Estas y otras cuantas descabelladas reglas conforman el contrato que el empresario Esteban Mallorca Tebaldi, denunciado por agresiones por su ex novia, la modelo Camila Serra, le hizo firmar a una antigua pareja para «poder continuar la relación de forma ordenada y pacífica». La joven de nombre Natalia, que actualmente está radicada en Londres, mostró a través de whatsapp una copia del convenio que el empresario confeccionó a imagen y semejanza de sus caprichos, y que ella debió firmar.

«Teniendo en cuenta los diferentes inconvenientes que venimos teniendo vamos a determinar diferentes cláusulas que deben ser respetadas», encabeza el escrito, detallando en el primer punto que las mismas deben ser totalmente privadas. «Que quiero decir con esto. Si llego a determinar que es motivo de burla para vos y tus amigas, o cualquier otra persona viole el derecho de nuestra privacidad puede ser razón suficiente para terminar la relación. (y vos sabes que me entero de todo)», advierte Mallorca.

Los perros tenían que pasear cuatro veces al día, siendo el turno noche responsabilidad de la novia (porque él dudaba de alguna vez tener ganas), debía cocinarle siempre que tuviera hambre y tenía terminantemente prohibido colocar el celular boca abajo, porque si eso sucedía Natalia sabía a lo que se arriesgaba: «De encontrarlo boca abajo puedo llegar a romperlo todo». Mucho menos borrar una charla del celular, otra causal segura de ruptura.

Por supuestas experiencias pasadas, la chica tenía absolutamente denegado el acceso al celular de Mallorca, quien le adelantaba «Si logro determinarlo directamente armás las valijas y te vas». En cambio, previo aviso, él podía revisar su teléfono en cualquier momento.

En total son nueve cláusulas, cada una con una cuota de disparate tan increíble como peligrosa, entre las que también se cuentan la autorización para hacer un viaje o para salir con amigos, pero no con todos. «No quiero que te asocien con la prostitución, ya que muy posiblemente en el corto plazo sea una persona pública y necesito cuidar mi imagen», le espeta en el último punto, y le menciona a una conocida.

Mallorca Tebaldi está detenido en su departamento en Puerto Madero con una tobillera electrónica controlada por la Policía. La Justicia revisó su casa y encontró un arma calibre 40 y muchas municiones. Hasta el momento está imputado por resistencia a la autoridad, amenazas y lesiones agravadas por el vínculo y por razones de género.

Esta semana, su ex Camila podría formalizar la denuncia que hizo a través de su página de Facebook, donde mostró audios y fotos de las supuestas agresiones del empresario hacia ella, bajo la carátula de «intento de homicidio«. NR

Fuente consultada: Clarín

To Top