Buenos Aires, 19/12/2018, edición Nº 1865
Bienes Raices
Fecha Publicación: 2 enero, 2014

““El ruido político espantó a muchos inversores””

El desarrollador, de los más importantes del mercado, marcó la falta de herramientas de financiación para la clase media.

construccion-puerto-madero

Alberto Fernández Prieto, titular de la desarrolladora que lleva su apellido y uno de los hombres fuertes del negocio de los ladrillos de Puerto Madero, no oculta la realidad que vive el mercado en general. Afirma que ““a la empresa le fue bien””, pero al mismo tiempo reconoce que la situación del mercado no fue la mejor durante 2013.
““El año en general estuvo demasiado tranquilo, con un nivel de actividad muy limitado. Esto provocó que desaparecieran algunos desarrolladores chicos y quedaron los mas grandes. Hoy son pocas las obras chicas que se ven y esto no es bueno ya que al comprador medio le quedan menos opciones. La actividad más fuerte se trasladó a la obra pública””, sostuvo el empresario.

–Este año ese alejamiento de la clase media se agrandó ya que las tasas de los préstamos no bajan y el dólar sube.

–Ese es el gran punto. El Gobierno y los bancos se deben poner los pantalones largos y hacer un fondo común para la financiación de la clase media a largo plazo para reactivar el mercado. Cuando aparece un plan como el Procrear tiene un éxito fuerte y se inscribe más gente que la cantidad de unidades disponibles. El gran problema hoy es la financiación. A la clase media si se le dice que tiene que pagar una cuota determinada por un departamento lo paga, pero tiene que tener una tasa razonable y a un buen período de pago. Pero sí, este año se dio un distanciamiento entre la clase media y la casa propia.
–¿Cómo manejaron la inflación durante este año?

–Fue muy difícil; es un tema que me preocupa mucho. Hay que hacer acuerdos con todos los sectores de la producción y de todas las cámaras para bajar las expectativas porque así ya no se puede seguir. Al sector le pega, como a todo el mundo.


–Su empresa se mueve en un mercado de alto poder adquisitivo. ¿Allí la situación es igual?

– Nosotros no somos parámetro. Hace pocos lanzamos la preventa de un edificio en Puerto Madero y lo vendimos en cuatro días. Eso es una referencia del mercado, pero del de Puerto Madero. El target nuestro es chico pero sigue fuerte. Pero el mercado en serio es el de clase media.
–¿Cómo se movió el inversor extranjero en 2013?

–Hubo un lapso en el que desaparecieron ante la imposibilidad de sacar divisas al exterior, aunque muy lentamente alguno se vuelve a ver. No en aluviones, como en 2004-2005, pero están volviendo a mirar para ver qué hay. Los valores de la Argentina son muy bajos a nivel internacional y esos los tienta. El tema de poder sacar dinero al exterior, y ahora hay algunos mecanismos financiero para poder sacar el dinero.
–¿Qué marcaría como positivo y negativo de este año?

–Creo que con los cambios de Gabinete se dio un cambio de aire interesante que hizo muy bien. Ahora habrá que ver cómo continúa la historia. En cuanto a lo negativo, sin dudas todo el ruido político que se escuchó durante casi todo el año no le hizo nada bien al negocio, como a ningún otro. en nuestro caso, ante tanto ruido espantó a inversores, que optaron por buscar otras opciones, o directamente frenar cualquier intento de determinación de compra. Sin dudas esto provocó un parate que se sumó al resto de las cuestiones macro que se fueron dando a lo largo del año.

 

To Top